Actualidad Judía

La comunidad unió fuerzas para apoyar víctimas de incendio de Barrio Cuba

Septiembre 2019

CADENA, Ken, Weizman, Damas Israelitas y la Embajada de Israel se aliaron para atender a los damnificados del incendio que consumió cerca de 70 viviendas en Barrio Cuba a inicios de septiembre.

Por: Marcela Jiménez

La tarde del 16 de septiembre pasado una llama encendió la tragedia en el precario El Pochote, ubicado en Barrio Cuba, dejando sin casa ni pertenencias a más de 300 personas, entre las que se encontraban 90 niños. Agua, baños y comida fueron determinadas como las tres necesidades primordiales de la población afectada, la cual fue temporalmente reubicada en el gimnasio de Barrio Cuba.

Horas después del siniestro, diversas organizaciones de la comunidad comenzaron a trabajar en conjunto para atender no solo las tres necesidades citadas, sino también brindar acompañamiento y terapia a niños a través de actividades que propiciaran la resiliencia.

“Nos hemos unido para demostrar que podemos trabajar las organizaciones en conjunto, todos podemos trabajar juntos por hacer un mundo mejor”, aseguró Salo Ponchner, presidente de CADENA Costa Rica, organización que lideró la iniciativa.

Una cadena de muchos eslabones

La atención de la tragedia implicó el trabajo arduo desde muchos flancos. El Instituto Dr. Jaim Weizman fungió como centro de acopio, desde donde madres y estudiantes ayudaron en la recolección, organización y transporte de víveres y paquetes de limpieza. Los jóvenes del Ken colaboraron haciendo el inventario y armando los diarios de comida; mientras las Damas Israelitas apoyaron en la distribución de ayuda a los damnificados en conjunto con los representantes de CADENA.

Por otro lado, voluntarios del CIS, Bnei Israel y Beit Shalom participaron en las múltiples misiones que se realizaron la semana del 16 al 22 de septiembre, apoyando la Brigada de Primeros Auxilios Psicológicos de CADENA.

La participación de la Embajada de Israel también fue una pieza clave en esta campaña, al gestionar la colocación de una máquina de tecnología israelí que produce agua 100% potable a partir del aire, mediante un proceso de condensación. Este sistema tiene capacidad para producir 900 litros por día, con lo cual puede abastecer hasta 300 personas.

Asimismo, CADENA también donó un lavamanos, dos baños sanitarios y un generador eléctrico que permitía el funcionamiento de la máquina. “Con esto, les estamos dando a esta comunidad las mejores condiciones básicas sanitarias y de consumo de agua, esto adicional a los víveres y ropa que vamos a traer”, apuntó Ponchner.

La labor titánica de estas organizaciones y voluntarios reflejan una historia de unidad entre la comunidad judía en Costa Rica, “mostrando solidaridad y compromiso, cambiando vidas, educando y contribuyendo a tener un mundo mejor”, señaló CADENA Costa Rica mediante un comunicado de agradecimiento emitido en su página de Facebook.

Por su parte, Benjamín Laniado, Secretario General de CADENA Internacional, hizo un llamado a la colaboración de todos con la organización.

 “En CADENA creemos que la acción humanitaria es una búsqueda orientada por un sentido de propósito; también somos una agencia de resiliencia, convencida de que el futuro nos continuará probando en formas impredecibles. A medida que inicia el nuevo año judío, los alentamos a salir de su zona de confort y sacrificar su tiempo, sus recursos y su energía para ayudar a extraños a prepararse ante el futuro de un mundo inestable”, dijo.

 

 

Ver más noticias

© Copyright 2020 Centro Israelita Sionista de Costa Rica - Todos los Derechos Reservados.